Miembro:

Entidad Colaboradora:

Fundación Amigos Águila Imperial Lince Ibérico Espacios naturales - Real Club de Montros
Asociación Española de Realas - Real Club de Monteros

Entidad Patrocinadora:

Proyecto Aequilibrium - Real Club de Monteros

Premio 2013 a las
Tradiciones Monteras:

Todo Montería - Real Club de Monteros

Real Club de Monteros

Sede social: Club Financiero Génova

Marqués de la Ensenada, 14-16

28004 Madrid

secretaria@realclubdemonteros.es

Aviso legal  / Agradecimientos

secretaria@realclubdemonteros.es

Real Club de Monteros

Proyectos y Actividades

El Real Club de Monteros se integra en la Alianza del Medio Rural
Iñigo Moreno de Arteaga, marqués de Laserna, César Fernández de la Peña y Luís Sánchez Hernández durante la presentación del libro.

Es por ello que considerando lo anteriormente expuesto, en la defensa de nuestros derechos y libertades, el Real Club de Monteros, como representante de la actividad cinegética, ha decidido adherirse a la constitución de la Alianza Rural, cuyo fin es la defensa de todas aquellas actividades que desarrollan un uso sostenible de los recursos del medio natural, llevando a cabo una representación efectiva del sector a todos los niveles, incluidos el social, mediático y ante las instancias políticas, desarrollando para ello cuantas acciones reivindicativas fuere necesario llevar a cabo, siempre dentro de la legalidad, para la defensa de sus intereses.

Próximas actividades


Dentro de las actividades que próximamente se llevarán a cabo podemos destacar el hecho de que se está organizando para principios del próximo mes de junio un evento de carácter reivindicativo en Madrid en el que se apostará por mostrar a la sociedad todos los valores representativos de ese mundo rural.


La celebración del Día del Mundo Rural fue aprobada el pasado martes 16 de enero por la Asamblea de la Alianza Rural. Este evento se convertirá así en el primer gran acto público de la Alianza, que pretende de esta forma dar visibilidad a la realidad que atraviesa este colectivo que reúne a sectores como el forestal, la caza, la pesca, la agricultura, la ganadería, el mundo del toro y el circo. Por eso, es imprescindible la participación e implicación de todos los actores del mundo rural a los que se hace un llamamiento a la unidad de acción.
Ese Día del Mundo Rural será el primer gran evento público de la Alianza en un calendario de movilizaciones y acciones que se plasmará próximamente en un Plan de Acción pero que ya tiene sus primeros hitos.

Pero antes que eso el primer acto será la presentación en las próximas semanas de la Alianza Rural ante la ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Dª. Isabel García Tejerina, pendiente de concretar la fecha.


Posteriormente se hará una presentación a los medios de comunicación coincidiendo con la celebración de la feria Cinegética 2018. En cuanto a la gran manifestación que promueve la Alianza Rural, se ha acordado posponerla hasta febrero de 2019, con el objetivo de aumentar su impacto ante la cercanía de las elecciones locales y municipales.


Os rogamos a todos los socios del Real Club de Monteros que participéis en estos actos con el fin de otorgar mayor fuerza a nuestras pretensiones.

 

El Real Club de Monteros ha decidido entrar a formar parte de la Alianza del Medio Rural, que ha nacido con el objeto de ser un gran grupo de presión que aglutine a todos los sectores vinculados al ámbito rural español, salvaguardando su cultura y defendiéndose de las agresiones que desde hace años viene sufriendo la gente y las actividades de este ámbito, además de trasladar a la sociedad el sentimiento de orgullo por ser lo que realmente somos; un sector social que esta criminalizado bajo los intereses sectarios y partidistas de unos pocos que se han apropiado de lo que realmente ignoran, y que pretenden en sus acciones la aniquilación de las tradiciones y supervivencia de los que se mueven en este sector.


La entidad está compuesta por unas 150 organizaciones representativas de la pesca, caza, agricultura, ganadería, tauromaquia, ecuestre, forestal y de otras actividades y sectores socio-económicos relacionados y vinculados al mundo campero.


No hay que olvidar que, según el último estudio elaborado por la Federación Española de Municipios y Provincias, actualmente hay en España más de 4.000 municipios en riesgo de extinción, hasta el punto de que la mitad de los pueblos españoles puede desaparecer a medio o largo plazo.


A pesar de esta situación, lo cierto es que muchos de los sectores vinculados al campo y a la creación de empleo y riqueza en esos entornos, están sufriendo los efectos de unas políticas que apuestan por desincentivarlos y atacarlos, de manera que se está promoviendo esa desafección con lo rural desde las propias administraciones.
La falta de unión del mundo rural hasta la fecha ha permitido además que algunos colectivos con intereses contrarios, se hayan arrogado una representatividad irreal, con grave perjuicio para el mismo en demasiadas ocasiones. Esta situación ha llevado a que se ignore que los verdaderos conservadores y defensores del medio ambiente, que son aquellos que tradicional e históricamente han realizado un aprovechamiento natural y ordenado de sus recursos, generando además riqueza y empleo, frenando un progresivo éxodo del campo a la vez que se mantienen actividades tradicionales, que de otra forma se perderían.

El Real Club de Monteros participa en el Proyecto de Declaración de la Montería y la Rehala como Bien de Interés Cultural (BIC)
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Real Club de Monteros, es una entidad que fue creada en el año 1961, con la finalidad de agrupar a cuantos sienten y defienden el ejercicio de la caza mayor y otras actividades afines, así como proseguir la labor iniciada en beneficio del ejercicio de la montería en España, luchando por mantener la pureza de la tradición venatoria, ha decidido unirse en calidad de BENEFACTOR al proyecto iniciado por la Federación Andaluza de Caza (FAC), junto con la Asociación Española de Rehalas (AER) y la Asociación de Titulares de Empresas y Cotos de Andalucía (ATECA), para conseguir la declaración de la montería y la rehala como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Actividad de Interés Etnológico en Andalucía.

Consideramos que la montería española y la rehala constituyen una expresión relevante de la identidad cultural venatoria, testimonio de la trayectoria histórica de nuestro país, y en concreto de Andalucía, y una manifestación de la riqueza y diversidad cultural única en el presente.

El sentimiento de aprecio hacia este patrimonio cultural ha de constituir uno de los pilares básicos para el fortalecimiento de esta identidad colectiva, impulsando el desarrollo de un espíritu respetuoso con un entorno cultural garante de los valores que representa, y que en estos momentos se está viendo sitiado y menospreciado desde ciertos estamentos de nuestra sociedad, que ignorantes de la realidad social que esta modalidad de caza significa, y del favorable alcance que supone como garante de la conservación de la naturaleza y como motor de un desarrollo que redunda en que múltiples espacios naturales de relevancia en nuestros país hayan llegado a nuestros días perfectamente conservados, lo hayan hecho por haber sido desde tiempo inmemorial cazaderos de montería.

La iniciativa de promover la montería y la rehala como parte del patrimonio cultural inmaterial que es necesario proteger y poner en valor, deja entrever cierta preocupación de que la caza y todas las tradiciones que conlleva pueden estar experimentando un proceso degenerativo que diluya los elementos de su autenticidad.

A su vez hemos decidido apoyar en calidad de BENEFACTOR también, el proyecto impulsado por la Mesa Extremeña de la Caza para conseguir que la montería y la rehala obtengan una declaración similar en la región de Extremadura. En este caso el antropólogo encargado de realizar el informe justificativo que debe acompañar a la solicitud, junto con otros documentos accesorios, será D. Roberto Sánchez Garrido.

Presentada la documentación técnica para la declaración de la montería y la rehala como Bien de Interés Cultural en Extremadura

 

Badajoz, 31 enero 2018.- El proyecto para la declaración como Bien de Interés Cultural de la montería y la rehala ha sido presentado hoy oficialmente ante la Junta de Extremadura. Según explica la documentación técnica registrada, es un proyecto que se basa en la historia y en la importancia socioeconómica de esta práctica cinegética, pero, sobre todo, en el hecho de que se trata de algo más importante que forma parte de la esencia misma del mundo rural extremeño.

Ayer se presentó en Badajoz este proyecto, en el que participan como benefactores la Federación Extremeña de Caza, la Fundación Artemisan, el Real Club de Monteros, Aproca Extremadura, la Asociación Española de Rehalas y Nacho Higuero. También son entidades colaboradoras del proyecto Cárnicas DIBE, Explotaciones Cinegéticas Caurienses, la revista Caza Extremadura, Chacinas Extremeñas, Cinegética Planeta y Chacinas Marce. La participación está abierta a todo aquel que quiera mostrar su compromiso con la Montería, la Rehala, y la caza en general.

Según explicaron el presidente de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo, el vicepresidente de la entidad, Manuel Gallardo, y el presidente de la Asociación Española de Rehalas, la Montería y la Rehala cumplen con todos los requisitos para ser declaradas Bien de Interés Cultural de Extremadura, según lo establecido tanto en la legislación autonómica.

En primer lugar, por su historia. Y es que se tiene constancia de que al menos desde hace 700 años que esta modalidad se realiza de forma ininterrumpida en Extremadura.

Otro factor importante es su impacto socioeconómico sobre el medio rural.  En Extremadura se celebran una media de 75 monterías cada fin de semana entre los meses de octubre y febrero, y son en torno a 5.000 personas las que participan semanalmente en estas actividades. La montería y la rehala generan al año, según el informe de la situación de la caza 2016, un flujo económico de más de 160 millones de euros (gasto en monterías, carne de caza, rehalas, taxidermias, cazadores foráneos…).

A todo esto se suma que tanto la rehala como la montería forman parte de una tradición cinegética que se construye como valor identitario en gran parte de la región, con unos conocimientos propios que se transmiten de generación en generación, con aspectos como los rituales, como un vocabulario específico y como una serie de producción artesana y de oficios actualmente en riesgo de desaparición. Asimismo, estas modalidades rehala suponen una forma de gestión medioambiental fundamental para el bosque mediterráneo y la dehesa extremeña y se han convertido en una referencia sociocultural y de cohesión social.

Es por ello que se está trabajando activamente desde el sector cinegético extremeño para impulsar la declaración de la Montería y la Rehala como Bien de Interés Cultural.

Los responsables de la Federación Extremeña de Caza destacaron que esta declaración serviría para proteger el legado histórico de estas modalidades en ámbitos como el literario, el pictórico y el escultórico, al tiempo que se evitaría la pérdida de un vocabulario singular y de oficios que, como se ha mencionado, están actualmente en riesgo.

Los promotores del proyecto resaltaron que se trataría de una medida con un impacto muy positivo sobre el mundo rural extremeño, ya que permitiría impulsar acciones de divulgación, de protección medioambiental, así como potenciar un importante motor económico de desarrollo rural.

 
 
Alegaciones del Real Club de Monteros al Proyecto de Decreto Sandach
 

El Real Club de Monteros, entidad decana en el sector cinegético, con 56 años de existencia defendiendo los valores y tradiciones de la Montería Española, modalidad de caza colectiva por antonomasia en España, ha emitido las alegaciones que ha estimado convenientes al Proyecto de Real Decreto, por el que se desarrollan las normas de control de subproductos animales no destinados al consumo humano y de sanidad animal, en la práctica cinegética de caza mayor.

En ellas considera que el ámbito de aplicación del reglamento influye negativamente en la gran mayoría de las celebraciones cinegéticas de caza mayor colectiva, que se celebran en la mayor parte de nuestro territorio, afectando con graves limitaciones y gastos añadidos a su normal desarrollo, tan importante como factor de control demográfico de las poblaciones animales que causan daños a la agricultura y accidentes de tráfico, por los costes adicionales que representan los medios de transporte, contenedores, la contratación de la empresa autorizada para la retirada de subproductos y demás requerimientos, generalmente inasumibles por las modestas economías de las cuadrillas que las llevan a cabo.

A su vez esta norma va a afectar negativamente a la economía de los ayuntamientos de la gran mayoría de las poblaciones rurales cuyos principales ingresos provienen de la caza mayor, ya que va a suponer un freno a esta actividad por estos costes añadidos.

La Ley 8/2003, de 24 de abril, de Sanidad Animal, considera, como factor clave para el desarrollo de la ganadería, el control de las enfermedades de los animales, siendo además de vital trascendencia tanto para la economía nacional como para la salud pública, así como para el mantenimiento y conservación de la diversidad de especies animales, pero en ella la fauna silvestre está contemplada como un elemento tangencial a los pilares de la misma, tratándose a la vez como un elemento con carácter externo. Asumimos que la principal motivación para el desarrollo de este decreto se sitúa en los problemas sanitarios del ganado, no de las especies de fauna salvaje, por lo que entendemos que no debe ser el sector cinegético el que asuma estos costes, cuando al menos deberían ser sufragados en régimen de corresponsabilidad contando con semejantes ayudas a las que en la actualidad cuenta el sector ganadero.

Así mismo, entendemos que la figura del Cazador con formación específica en sanidad animal en este tipo de caza no debería ser de aplicación, ya que siempre se he de contar con la presencia del veterinario titular responsable que es quien debe asumir estas funciones y responsabilidades.

También consideramos que la norma supondría un posible conflicto por invasión de competencias exclusivas de las CC.AA. en materia de caza y medio ambiente, y que los medios enumerados como requisitos específicos para la autorización de gestión de subproductos animales no destinados al consumo humano, y el transporte o la propia eliminación de los mismos, son inabordables para las modestas economías de la generalidad de las cuadrillas de caza, y se deberían establecer unas líneas de ayuda o subvención para poder afrontarlas. 

Por último, consideramos que las zonas para la alimentación de especies necrófagas son infinidad y en potencia podrían localizarse en cualquier espacio ocupado por las mismas, siempre que se cumplan los requisitos establecidos en este artículo, pero estimamos que se debería poder proceder a elegir el lugar adecuado que cumpla los requisitos, dentro los términos municipales de cada coto de caza y que no sea preceptiva la vinculación a un Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) o la declaración previa de una de ellas.

 
Solicitud de la patrona de los monteros
 

El pasado mes de julio de 2016 la empresa ‘Total Caza’ comenzó a liderar un proyecto por el cual se solicitaría al Obispo de Jaén que la Santísima Virgen de la Cabeza sea nombrada con la distinción oficial de «Patrona de los Monteros». Esta iniciativa surgió, sin otra intención más por su parte, que la de mantener vivas nuestras tradiciones monteras, buscar un nexo de unión entre todos los que participan de la caza, y participar humildemente en la defensa de nuestra montería tradicional, en particular, y de la caza en general. Destacando la descontextualización que algunas corrientes ideológicas llevan a cabo desde la ignorancia total sobre nuestro medio ambiente, atacando continuamente nuestro sector y menospreciando nuestras tradiciones más longevas.

A ese proyecto se adhirió el Real Club de Monteros. Nos consta que contamos con muchas posibilidades de conseguir nuestro objetivo, y nos ilusiona la posibilidad de entonar un acto unánime por parte de todos los integrantes del sector a través de nuestras solicitudes.

 
Edición del libro
«Tras las Monteses de Sierra Madrona»
Iñigo Moreno de Arteaga, marqués de Laserna, César Fernández de la Peña y Luís Sánchez Hernández durante la presentación del libro.

Iñigo Moreno de Arteaga, marqués de Laserna, César Fernández de la Peña y Luís Sánchez Hernández durante la presentación del libro.

Folleto del libro «Tras las Monteses de Sierra Madrona»

Portada libro
Portada libro
Invitacion Tras monteses Sierra Madro
Página interior del libro
Página interior del libro
Página interior del libro
Mostrar más
 
Ciclos de conferencias científicas

11/11/2009

Análisis histórico de la puntuación de los trofeos de cabra montés (Capra pyrenaica). Propuesta de nuevos baremos C.I.C. V World Conference on Mountain Ungulates. Granada, Spain

En una muestra histórica de trofeos de macho montés, homologados por la Junta Nacional de Homologación desde 1950 hasta 2008 (n= 3.600), se cuantificó el número de trofeos y la proporción de la tres categorías de medallas. Se aplicó un método para hallar las puntuaciones con las que obtener unos porcentajes de medallas próximos a los idóneos. Según los ensayos realizados, en las muestras de Gredos y El Maestrazgo las puntuaciones mínimas de las categorías Oro y Plata se incrementaron en torno a 5 puntos. En Andalucía, las puntuaciones disminuyeron a valores próximos al baremo antiguo (vigente hasta 1976).

05/11/2007

Observations on the supposed relationship between reproduction and growth rings in the horns of female Iberian wild goat Capra pyrenaica.II Congreso Internacional del Género Capra en Europa, Granada (España)

En determinadas hembras monteses se intentó relacionar la longitud de los anillos de los cuernos con el hecho de haberse reproducido o no. La recuperación de los estuches córneos de dos viejas hembras (muertas por causas naturales), permitió comparar la longitud de los anillos correspondientes a los años en que se obtuvieron datos sobre la reproducción de dichas hembras (ir acompañadas o no de chivos). En estas dos hembras, los anillos cornuales contrastados no mostraron diferencias significativas de longitud en aquellos años en que se las observó: sin chivo, con chivo o incluso con gemelos.

04/09/2006

Cave Use by Capra pyrenaica. IV World Congress on Mountain Ungulates, Munnar, Kerala (India)

En los meses estivales, durante las largas horas de inactividad diurna, las cabras monteses pueden penetrar y permanecer en el interior de grietas, cuevas y abrigos rocosos; siendo tradicionales los relatos de cazadores, guardas y pastores, sobresaltados por encuentros fortuitos con cabras monteses encuevadas. En Madrona se han localizado este tipo de refugios interiores del roquedo para conocer: la presencia de cabra, el grado de utilización y las condiciones en las que se desenvuelve la especie cuando permanece encuevada en grupo o en solitario.

05/12/2005

Dificultades para estimar a distancia la edad en hembras de Cabra montés (Capra pyrenaica). VII Jornadas de la Sociedad Española para La Conservación y el Estudio de los Mamíferos (SECEM), Valencia (España)

Dificultades para estimar a distancia la edad en hembras de Cabra montés (Capra pyrenaica). VII Jornadas de la Sociedad Española para La Conservación y el Estudio de los Mamíferos (SECEM), Valencia (España)

02/12/2003

Representación esquemática del patrón de pelaje negro en cabra montés (Capra pyrenaica hispanica) de Sierra Madrona; comparación con el patrón de Capra pyrenaica victoriae. IV Jornadas de la Sociedad Española para La Conservación y el Estudio de los Mamíferos (SECEM), Ciudad Real (España)

En el estudio de la cabra montés de Sierra Madrona, para la clasificación de la edad de los individuos, se han empleado básicamente dos caracteres externos: longitud y número de medrones de los cuernos y la distribución de las áreas negras en el pelaje de Otoño. En este trabajo se muestra, en dibujos esquemáticos, el patrón del pelaje negro otoñal observado en Madrona, y se compara con los conocidos en C.p.victoriae. Se trataron de relacionar los patrones de pelaje con el número de medrones de los cuernos, que, en condiciones normales deberían corresponderse a su vez con el número de otoños de vida. Las variaciones del patrón otoñal de pelaje negro podrían estar relacionadas con la condición física de los individuos.

04/06/2002

Characteristics of the Iberian wild goat Capra pyrenaica hispanica of Madrona and Sierra Quintana (Spain). The success of private management. Third World Conference on Mountain Ungulates, Zaragoza (Spain), June 2002.

A mediados del siglo XX, las cabras monteses de Sierra Madrona estuvieron cercanas a desaparecer. En este estudio se aportaron aspectos muy desconocidos de esa población: su área de distribución, la densidad y la estructura de la población. También se recogieron las posibles amenazas para su conservación.

Please reload

Inauguración Venatoria
 

Exponemos la nota publicada en el ABC con fecha 20 de abril de 1996, en la que se expone como nuestro presidente Iñigo Moreno de Arteaga, marqués de Laula, presentó y recorrió la feria Venatoria con S.A.R. el Infante de España, D. Carlos de Borbón y Borbón.

Jaime de Foxá dirigiéndose a los asistentes.  (Fotografía cedida por César Fernández de la Peña)
 
 
Mesa de la rehala (01/03/2014)
Manifiesto defensa reala y montería española
 
Monterías del Real Club de Monteros
V Montería del Real Club de Monteros (30/10/2016)
 

Desde hace cuatro años el Real Club de Monteros tiene instituida anualmente la celebración de la Montería Anual del Real Club de Monteros, en la cual se observan estrictamente las tradiciones y se lleva a cabo en una finca que cumpla con ciertos requisitos, como que sea abierta, que cuente con unas posturas en su gran mayoría naturales, en las que la seguridad de las mismas sea impecable y que se eviten manejos ganaderos en la fauna.

En las últimas ediciones hemos puesto también como norma, el que se recabe la colaboración de la Asociación Española del Perro de Sangre (AEPES), para que nos ayude en el cobro de las reses heridas, dado que esta actividad eleva el sentido ético y moral de la caza.

Por quinto año consecutivo el Real Club de Monteros convocó a sus socios a celebrar su Montería Anual el pasado 30 de octubre de 2016, esta vez en el coto «Tercerías Bajas», en el término de Anchuras, Ciudad Real. Miguel Ángel Perlado y Jaime Fernández, junto a Desarrollos Rurales El Dehesón y la propiedad de la finca, colaboraron en propiciar las mejores condiciones para la jornada.

Bajo la atenta mirada del presidente del Club, la noche anterior se celebró el sorteo seguido de la cena, preludio para el día de caza, y que compartimos más de 30 personas destacando la gran afluencia de Socios Junior. Después de saludar tanto a socios antiguos como algunos de reciente incorporación, a los que desde aquí saludamos especialmente y agradecemos su participación, se procedió al sorteo de posturas.

Los comentarios sobre las expectativas monteras se sucedieron durante la cena, condicionados por el optimismo de la guardería y la incertidumbre del efecto de los recientes cambios climatológicos que podrían haber condicionado los encames de las reses en la mancha.

El domingo amaneció radiante, prolegómeno del sofocón de calor que enmarcó un gran día de caza, protagonizado por los socios y acompañantes, que cubrieron 32 posturas, a los que se añadieron otras 4 de rehalas y otras 4 de la propiedad, divididos en cinco armadas para cerrar convenientemente la finca.

La orografía de la finca sin ser quebrada ofreció un gran espectáculo de la montería, sucedido por rápidas carreras de reses al atravesar velozmente la mancha y salir a las rañas que vetean la finca, y que distribuyeron suerte de forma proporcional entre casi todas las posturas, quedando muy pocas sin lance.

Terminada la montería, los comentarios de los monteros durante el aperitivo y almuerzo ofrecidos reflejaban satisfacción, y en algunos casos también cierta frustración por la falta de puntería, atribuida a la falta de entrenamiento en el comienzo de la temporada. A la junta llegaron más de una treintena de reses, incluyendo 15 venados, 15 cochinos y 11 ciervas.

Una vez más, y en representación de la Asociación Española de Perros de Sangre AEPES, nuestro amigo Abdón Cabeza de Vaca dirigió a sus alanos para colaborar en el rastreo de varias reses heridas, con éxito en el caso de un venado.

Foto Familia IV Montería social RCM

(Fotografía: Miguel Angel Perlado Sotodosos)

IV Montería del Real Club de Monteros (06/02/2016)
 

Desde hace cuatro años el Real Club de Monteros tiene instituida anualmente la celebración de la Montería Anual del Real Club de Monteros, en la cual se observan estrictamente las tradiciones y se lleva a cabo en una finca que cumpla con ciertos requisitos, como que sea abierta, que cuente con unas posturas en su gran mayoría naturales, en la que la seguridad de las mismas sea impecable y que se eviten manejos ganaderos en la fauna.

 

En las últimas ediciones hemos puesto también como norma, el que se recabe la colaboración de la Asociación Española del Perro de Sangre (AEPES), para que nos ayude en el cobro de las reses heridas, dado que esta actividad eleva el sentido ético y moral de la caza.

 

La IV Montería Anual del Real Club de Monteros se celebró el pasado sábado 6 de febrero de 2016, dándose la mancha de «La Sierra», en la finca «Dehesa Vieja», situada en el término de Belvis de Monroy. Esta finca viene ofreciendo desde hace años, gracias al interés de propiedad y orgánica, unos buenos resultados que nos esperanzaban en repetir el éxito.

 

La Junta fue celebrada en la finca donde se compartió desayuno y almuerzo. Después de recibir instrucciones y rezar La Salve Montera, los monteros se distribuyeron en 4 armadas de cierre y 4 traviesas, disfrutando de un día ideal para la caza, sin sol y con una ligera brisa del suroeste que no molestó excesivamente a los cazadores, si bien en algunos casos sufrieron las consecuencias de estar cargando aire a la mancha.

 

La montería discurrió sin percances y fue en general muy entretenida para todas las posturas, siendo únicamente cuatro puestos los que no disfrutaron de lance alguno. La caza resultó estar especialmente concentrada entre las traviesas centrales, con excelente resultado en la «Traviesa del Buho», la «Traviesa de la Casa» y la de «Los Canchos» en las que algunos de los monteros tuvieron múltiples carreras para cortar.  

En total se cobraron 32 cochinos, 7 venados y 11 ciervas. La jornada de caza tuvo su broche ya en el crepúsculo, con el lance del cobro de una gran cochina herida, gracias a la ayuda de Abdón Cabeza de Vaca de AEPES y su perra alano español ‘Troncha’, quienes rastrearon y fijaron la jabalina, emplazándola y aguantándola unos minutos además de provocarla cuando quería huir. Al final pudo acudir Fernando Tassara, propietario de la finca, y la pudo rematar.

 

Terminado esto hubo que efectuar una cura de campo a la perra, para finalmente pasar por el veterinario. Felicitamos a Abdón, miembro de la Asociación Española de Perros de Sangre (AEPES), por su afición e interés en participar en la montería del Club.

 

La IV Montería Anual del Club ha sido, una vez más, un excelente punto de encuentro entre los socios, que estamos seguros tendrá continuidad en sucesivas temporadas ya que cada vez son más los miembros del Club que participan en ella.

Foto Familia IV Montería social RCM

(Fotografía: Miguel Angel Perlado Sotodosos)

III Montería del Real Club de Monteros (22/11/2014)
 

Desde hace tres años el Real Club de Monteros tiene instituida anualmente la celebración de la Montería Anual del Real Club de Monteros, en la cual se observan estrictamente las tradiciones y se lleva a cabo en una finca que cumpla con ciertos requisitos, como que sea abierta, que cuente con unas posturas en su gran mayoría naturales, en la que la seguridad de las mismas sea impecable y que se eviten manejos ganaderos en la fauna.

 

En estas dos últimas ediciones hemos puesto también como norma, el que se recabe la colaboración de la Asociación Española del Perro de Sangre (AEPES), para que nos ayude en el cobro de las reses heridas, dado que esta actividad eleva el sentido ético y moral de la caza.

 

La edición de esta temporada, celebrada el pasado 22 de noviembre, se ha llevado a cabo en la finca «Garbanzuelo», propiedad de D. Rafael Alonso, en el término municipal de Navas de Estena, en Ciudad Real.La jornada de caza fue planificada por la comisión nombrada a tal efecto y compuesta por los miembros de la Junta Directiva del RCM, Miguel Angel Perlado Sotodosos y Jaime Fernández Gasset, quienes contrataron con Desarrollos Rurales El Dehesón las labores de campo junto a la propiedad de la finca.

 

En total se cobraron 19 venados y 26 ciervas, así como 1 muflón, compensando un déficit de cochinos pues solo 3 imprudentes fueron abatidos, contradiciendo las expectativas de propiedad y organización. En cuanto a los trofeos, además del muflón, algunos venados de buen porte y un bonito cochino.

 

Fernando Mogollón, de la AEPES colaboró una vez más en el cobro de reses con su perro Pluto –un Bayerische Gebirgsschweißhunde- y apoyando en las labores de los postores. Tras la montería cobró varias reses como para quitarse el sombrero, y para finalizar tuvo que abandonar el cobro de un último ejemplar porque la noche ya echaba encima.

 

La III Montería Social del Club ha sido, una vez más, un excelente punto de encuentro entre los socios, que estamos seguros tendrá continuidad en sucesivas temporadas ya que cada vez son más los socios que participan en ella.

Foto Familia III Montería social RCM

(Fotografía: Santiago Segovia Pérez)

II Montería del Real Club de Monteros (06/12/2013)
 

La idea de organizar una montería social para los miembros del Real Club de Monteros se estuvo meditando durante algunos meses, hasta que en una reunión de nuestra Junta Directiva del 27/03/2012 se aprobara la organización de una para esa temporada.

 

Se acordó que su celebración se debería llevar a cabo en una finca que cumpliese ciertas premisas mínimas, como criterios de calidad estándar. Entre éstas se encuentra el que la dehesa fuera completamente abierta, que sus posturas fueran en su gran mayoría naturales, que la seguridad de las mismas sea impecable y que se eviten manejos ganaderos en la fauna.

 

Con tales requisitos se planificó para esta temporada la II Montería Anual del Real Club de Monteros, en la finca «El Arreciado», situada en el término municipal de Puerto Rey, en Toledo, y propiedad de Mauro Cano Ayala, celebración que se ha llevado a cabo el pasado viernes 6 de diciembre, con un sol espléndido y unas temperaturas muy agradables.

 

«El Arreciado» es una bonita finca bañada por las aguas del pantano de Cíjara que posee una orografía idónea para un monteo con nuestros criterios, ya que los accidentes del terreno procuran una adecuada disposición de las armadas, que presentan una configuración nada típica pero muy segura.

 

El sorteo de los treinta y cinco puestos se celebró la víspera en Puerto Rey y la jornada fue un constante tiroteo que hizo las delicias de todos los asistentes, que podían disparar sobre venados y guarros sin limitaciones pero con un cupo de dos ciervas por puesto. La jornada se alargó más de lo esperado, porque las persistentes carreras de los perros tras las reses, de las que se contabilizaron más de cien, hacían inadecuado imprimir un ritmo superior a su evolución por aquellos barrancos. Los resultados cumplieron con las expectativas y fueron satisfactorios para todos los asistentes.

 

Asistieron ocho rehalas, alguna de las cuales pertenecía a miembros del club, como las de Ramón Estalella Halffter y Juan Treviño Zunzunegui y trabajaron al tope.

 

La coordinación de esta montería, que no nos privó del más mínimo detalle y se efectuó con precisión casi militar, corrió a cargo de Jaime Fernández Gasset y Miguel Angel Perlado Sotodosos, por parte del Real Club de Monteros, y de Pablo del Guayo y Joaquin Vera, de ‘Desarrollos Rurales El Dehesón’, como responsables de la organización en el terreno, facilitada en todo momento por parte de la propiedad de la finca.

 

Para esta celebración contamos con la presencia como invitados especiales de tres equipos de rastreo acreditados de la Asociación Española de Perros de Sangre, que de forma altruista colaboraron en el cobro de las reses heridas. Los componentes de la AEPES, Abdón Cabeza de Vaca, César Moreno y Fernando Mogollón, acudieron con sus respectivos perros llamando la atención la intervención de «Troncha», hembra de alano español, raza totalmente inusual en esta actividad. Por fortuna, tan solo tuvieron que intervenir en tres cobros efectuados a la perfección.

Foto Familia II Montería social RCM

(Fotografía: Santiago Segovia Pérez)

 
Comisión Homologación Madrid
I Jornada sobre medición y manejo sanitario
de Trofeos de Caza Mayor de la Comunidad de Madrid (24/06/2014)
 

Organizada por la Comisión de Homologación de Trofeos de Caza Mayor de Madrid y la Asociación Nacional de Taxidermistas, con la colaboración del Real Club de Monteros, el Castillo de Viñuelas y Mallorca, comenzó a las 10,30 hs. de la mañana del pasado martes 24 de junio, presentando José Ignacio Herce Alvarez, secretario de la Comisión, a los organizadores y participantes en la jornada, a los que nos dirigió unas palabras.

Grupo de asistentes a la jornada (Fotografía: Alberto Aníbal-Alvarez Diaz-Terán)

Grupo de asistentes a la jornada

(Fotografía: Alberto Aníbal-Alvarez Diaz-Terán)

Discursos de apertura. En la mesa de izquierda a derecha, José Ignacio Herce Alvarez, secretario de la Comisión de Homologación de Trofeos de Caza Mayor de Madrid, Santiago Segovia Pérez, del Real Club de Monteros, Francisco Mena Martin-Delgado, Felipe Ruza Rodríguez, Subdirector General de Conservación del Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, y Juan José Béjar Delgado, presidente de ANTAX. (Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)

Discursos de apertura. En la mesa de izquierda a derecha, José Ignacio Herce Alvarez, secretario de la Comisión de Homologación de Trofeos de Caza Mayor de Madrid, Santiago Segovia Pérez, del Real Club de Monteros, Francisco Mena Martin-Delgado, Felipe Ruza Rodríguez, Subdirector General de Conservación del Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, y Juan José Béjar Delgado, presidente de ANTAX. (Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)

José Ignacio Herce Alvarez, secretario de la Comisión, presentándonos la misma (Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)

José Ignacio Herce Alvarez, secretario de la Comisión, presentándonos la misma

(Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)

Santiago Segovia Pérez explicando las razones por las que la homologación es un instrumento para la gestión de la fauna cinegética (Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)

Santiago Segovia Pérez explicando las razones por las que la homologación es un instrumento para la gestión de la fauna cinegética (Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)

El primer interviniente fue el propio José Ignacio, que nos hizo una excelente presentación de la misma, contándonos cuando y por qué se constituyó, cuáles son sus fines y quiénes son sus miembros, complementándolo todo con un repaso de los años que lleva funcionando, las realizaciones que han llevado a cabo hasta hoy y sus planes de futuro.

 

A continuación intervino Santiago Segovia, como representante del RCM, que nos deleitó con una deliciosa conferencia, en la que nos habló de las razones por las que la homologación es un instrumento para la gestión de la fauna cinegética.

 

Luego hicimos un descanso en el que Mallorca nos invitó a unos refrescos.

 

A continuación, los representantes de ANTAX, Juan Béjar y Paco Coín, desgranaron las fichas de homologación de las especies de mayor que se pueden cazar en Madrid, y con una serie de buenos trofeos de cada especie, y de las herramientas que utiliza la Comisión, nos explicaron y enseñaron a medirlas.

Juan Béjar y Paco Coín, desgranaron las fichas de homologación (Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)
Juan Béjar y Paco Coín, desgranaron las fichas de homologación (Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)

Juan Béjar y Paco Coín, desgranaron las fichas de homologación

(Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)

Gamo (Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)
Despiece (Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)
Despiece (Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)

(Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)

Asimismo se apoyaron en dos programas que se incluyen en el DVD que nos obsequiaron a los asistentes, que está financiado por nuestro Club y que nuestros socios recibirán en breve. Fue muy interesante y el público asistente les bombardeó con abundantes preguntas y consultas prácticas.

 

A las 14,30 hs. de la tarde paramos a comer, en un bellísimo salón del Castillo de Viñuelas, y Mallorca nos invitó a todos los asistentes a una estupenda comida y a unos vinos excelentes.

 

Volvimos a la sala y una pareja de funcionarios de la Comunidad de Madrid, nos ofreció una charla sobre los aspectos sanitarios que conlleva la manipulación y traslado de los ejemplares cobrados en el ejercicio de la caza, y su legislación vigente.

 

Bajamos a la nave de despiece del castillo y allí Juan Béjar y su colaborador Emilio Rodríguez, nos dieron una clase práctica de como se deben tratar las reses que queramos naturalizar, sobre un gamo y una cierva recién abatidos por la guardería de Viñuelas para la ocasión. Nos explicaron cómo deben realizarse los diferentes cortes e incisiones para no dañar las pieles, ni la carne que luego nos vayamos a comer. Asimismo, cómo hacer para que los trofeos lleguen en las mejores condiciones al taller de taxidermia. Fue muy interesante y didáctico.

 

Por último, a las 19,00 hs. de la tarde volvimos a la sala donde el Viceconsejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, cerró la jornada con un discurso breve y entretenido. La jornada resultó un éxito, por lo que deberíais hacer lo posible por asistir a la próxima, y animar a nuestros socios que hagan otro tanto. Nos pareció muy acertada la presencia y la colaboración del Club en este tipo de eventos. Un hecho relevante es que tanto en la mesa de apertura como en la de cierre, ¡todos los miembros de las mismas excepto uno, fueran socios del Real Club de Monteros!

Cierre de la jornada por José Ignacio Herce Alvarez, con un discurso breve y entretenido de Enrique Ruiz Escudero, Viceconsejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, que aparece en el centro de la imagen, y apareciendo a la derecha del todo Guillermo Reparaz Vallhonrat, que representó al Real Club de Monteros en este acto de finalización.(Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)

Cierre de la jornada por José Ignacio Herce Alvarez, con un discurso breve y entretenido de Enrique Ruiz Escudero, Viceconsejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, que aparece en el centro de la imagen, y apareciendo a la derecha del todo Guillermo Reparaz Vallhonrat, que representó al Real Club de Monteros en este acto de finalización.(Fotografía: Guillermo Reparaz Vallhonrat)

 
 
Actividades Culturales
Conferencias
Jesús Martín, César Fernández de la Peña, Eduardo Garrigues López-Chicheri, el marqués del Vado y el marqués de Laserna, durante la presentación de la conferencia (Fotografía: Santiago Segovia Pérez)

Jesús Martín, César Fernández de la Peña, Eduardo Garrigues López-Chicheri, el marqués del Vado y el marqués de Laserna, durante la presentación de la conferencia (Fotografía: Santiago Segovia Pérez)

«Andanzas de un cazador, escritor y diplomático»
Conferencia pronunciada por
el Excmo. Sr. D. Eduardo Garrigues López-Chicheri (03/12/2015)
 

El pasado 3 de diciembre a las 20,00 hs. tuvimos la oportunidad de deleitarnos escuchando la conferencia pronunciada por el Excmo. Sr. D. Eduardo Garrigues López-Chicheri, titulada «Andanzas de un cazador, escritor y diplomático» y organizada conjuntamente entre el Real Club de Monteros y el Capítulo Español de la Orden Internacional de San Huberto.

 

La sala reservada al efecto en el Club Financiero Génova hubo de ser reforzada en asientos, ya que el número de asistentes rebasó con mucho las expectativas.

 

La presentación del acto corrió a cargo de D. César Fernández de la Peña, presidente del Real Club de Monteros, quien agradeció a todos los asistentes su presencia y nos explicó que es la intención de ambas entidades convocantes el poder organizar periódicamente eventos de esta naturaleza, algo que el Illmo. Sr. D. Manuel Gil de Santivañes Mora, marqués del Vado, corroboró en su condición de presidente del Capítulo Español de la Orden Internacional de San Huberto.

 

A continuación tomó la palabra el Excmo. Sr. D. Iñigo Moreno de Arteaga, marqués de Laserna, quien presentó al conferenciante señalando que «es sobradamente conocido para que mis escasas facultades estén obligadas a recordar sus muchos méritos».

 

No obstante deseó señalar el carácter del conferenciante dando como referencia su condición de Embajador de España en Namibia, Botswana, Noruega e Islandia, pero también en otras posiciones diplomáticas, como en Los Angeles o en las Naciones Unidas, lo que hizo que se implicara en la historia de los pueblos ante los que representaba a nuestro país.

 

Pero no obstante, pensaba que Africa, siendo su primer destino, es lo que ha marcado con más intensidad la vida y los sentimientos de Eduardo.

 

«Toda la vida de Eduardo Garrigues está inmersa en la cultura, y desde Santa Cruz comprendieron enseguida esa inclinación y la importancia que tenía en la representación de España» nos señaló, al comentar sus logros en el mundo americano.

 

Finalizó su presentación haciendo ver la pasión que el conferenciante ha vivido por la caza, «pasión que ha vivido desde su misma esencia y sustentada por los tres pilares en los que descansa ese instinto de los humanos», de una forma bastante orteguiana.

 

A continuación tomó la palabra el Excmo. Sr. D. Eduardo Garrigues López-Chicheri, quien agradeció el haber sido invitado a ofrecer esta conferencia y nos explicó las razones por las que había considerado el título de la misma, que no eran otras más que reflejar cronológicamente las actividades de su vida, a las que dio un repaso de unos diez minutos por cada una.

 

Nos explicó sus orígenes cinegéticos en la finca familiar y sus inicios conejeros en la misma, su amistad con el encargado y el guarda, y algún que otro incidente imaginable en estos casos. Poco a poco nos fue relatando su natural evolución en la escala cazadora, y como fue creciendo su afición y técnica.

 

A continuación se refirió a su afición por la literatura, describiendo que también fue algo que nació en su persona de forma prematura, recordando el éxito logrado cuando ganó el Premio de Novela Corta del Café Gijón con diecisiete años.

 

Su entrada en el mundo de la diplomacia fue la más tardía de sus actividades, y proviene de una recomendación que su padre le hizo teniendo en cuenta que esto le facilitaría la ampliación de sus horizontes con las experiencias vividas en distintos países, algo que podría ser una inspiración para sus novelas, como efectivamente ocurrió.

 

Finalizó explicando que a modo de conclusión «pensaba poner de manifiesto que resultaría muy difícil explicar mi afición por la literatura sin tomar en cuenta mi pasión por la caza, y que tampoco se entendería la trayectoria de mi carrera diplomática si no se toman en consideración los otros dos factores».

 

Una vez acabada la exposición nos fue ofrecido un cocktail, que permitió un ameno intercambio de animadas conversaciones entre los asistentes, muchos de los cuales forman parte de ambos clubes.

El marqués de Laserna, durante su intervención (Fotografía: Santiago Segovia Pérez)

El marqués de Laserna, durante su intervención (Fotografía: Santiago Segovia Pérez)

En conferenciante en uno de los momentos de su exposición (Fotografía: Santiago Segovia Pérez)

En conferenciante en uno de los momentos de su exposición (Fotografía: Santiago Segovia Pérez)