X MONTERÍA DEL REAL CLUB DE MONTEROS (15/01/2022)

Era nuestra décima montería consecutiva, aniversario que no pasó desapercibido para nuestra querida y Santa Patrona viniendo a regalarnos uno de esos días de caza inolvidables. Nos recibió un importante frío mañanero que bañaba los campos de escarcha en este quince de enero del recién estrenado 2022, pero con un solazo arrebatador que terminó de calentar nuestro ya de por sí dispuesto ánimo montero. La noche previa tuvimos en el hotel Los Rosales de Almadén nuestra ya tradicional cena de confraternización y sorteo previo, con abundante participación de socios y acompañantes, en la que se vivió un reencuentro entrañable dadas las circunstancias vitales que nos llevada imponiendo desde hace dos largos años la pandemia generada por el Covid 19.

Monteamos con 64 puestos y 20 rehalas la brava mancha de “El Borracho” (en la provincia de Badajoz). Antes de salir las armadas hacia los puestos desayunamos en el campo unas copiosas migas y rezamos a nuestra Madre la Salve Montera, implorándole fortuna para los asistentes y gracia para los compañeros que partieron ya hacia la casa del Padre.






La impecable organización de nuestros queridos Miguel Ángel Perlado Sotodosos y Pablo Fernández Gasset, contribuyó una vez más a que disfrutásemos con toda seguridad de un soberbio monterión. Con estos capitanes de Montería es difícil que algo salga mal. Se tiró y se falló mucho y aún así acabaron en el tapete 15 venados, 14 guarros y 20 ciervas. Se cobraron varios preciosos venados y los perros agarraron un navajero muy serio que rindió la vida al cuchillo del perrero. Las carreras de las reses fueron constantes y las ladras animaron la mañana. Perreros y perros hicieron su trabajo en el apretadísimo monte de El Borracho y su esfuerzo se vio recompensado por el resultado y por la satisfacción generalizada de todos los socios que nos dimos cita para firmar otra montería para el recuerdo. La comida campera sirvió para compartir esta pasión que tanto nos une y felicitarnos por la gran jornada vivida.

Realmente no puede pedirse más. Prueba de la buena marcha del Club y de su proyección a futuro lo avala el hecho de la prontísima cobertura de los puestos de la montería y la gran participación de Juniors y jóvenes promesas. Por desgracia algunos socios se quedaron fuera en lista de espera, pero no hubo fallo alguno. La gran mayoría nos fuimos con ganas de repetir, ansiando desde ya el próximo encuentro. Larga vida a nuestro querido RCM.